Filosofía de trabajo

filosofía de trabajo

 

 

La medicina china, medicina ancestral originaria de la antigua China, ha perdurado y ha evolucionado a lo largo de la historia. Durante la segunda mitad del s. XX, esta terapia ha ido introduciéndose en los países occidentales y ha obtenido una gran aceptación entre los usuarios de estos países que han encontrado en ella una medicina diferente, nada agresiva y muy preventiva, mediante la cual se obtienen resultados eficaces y rápidamente. La medicina china es una medicina holística ya que entiende que no existen enfermedades, sino enfermos, tiene en consideración no sólo lo que sucede en el órgano, sino también lo que sucede en todo el organismo, la manera de manifestarse, como responde a las influencias externas y a los estímulos del entorno. 

 

Los pilares básicos de la medicina china son la Teoría del Yin y el Yang y la Teoría de los Cinco Elementos. Los principios y las premisas de la medicina china se extraen directamente de la filosofía tradicional taoísta, la escuela del pensamiento más antigua y singular de China. La mayor premisa de la teoría medicinal china es que toda forma de vida del universo es animada gracias a una energía vital denominada "Qi". El "Qi", sustancia fundamental del organismo y del universo, impregna y penetra la totalidad del cosmos. La digestión, por ejemplo, extrae "Qi" de la comida y la bebida y lo transporta por todo el organismo, la respiración extrae "Qi" del aire en los pulmones. El Qi circula como energía vital por los meridianos o canales energéticos.

  

 

La oreja es como un “espejo” de todo el cuerpo. Su forma representa la posición del feto invertida, donde el lóbulo es la cabeza, el interior el abdomen y el reborde externo representaría la parte corporal.

 

Ansiedad, dolores de cabeza, estrés, trastornos del sueño, sobrepeso, lumbago, ciática, depresiones y diferentes afecciones del sistema nervioso central son algunas de las problemáticas de salud que trabaja esta terapia complementaria.

 

“Sirve para tratar o prevenir enfermedades de todo el cuerpo y se realiza a través de la estimulación de más de 120 puntos reflejos que se encuentran en cada una de las orejas, los cuales están relacionados con diversas zonas del cuerpo, órganos y funciones”.

 

La técnica, conocida también como auriculopuntura, consiste en estimular estos determinados puntos con semillas vegetales, cuarzos o esferas de metal, de acuerdo a un mapa específico de la oreja. Con este movimiento, rápido es posible reorganizar la energía que circula por los meridianos del cuerpo para devolver la vitalidad perdida.

 

“Existen varias técnicas para realizar estos estímulos. Preferencialmente utilizo microesferas o balines de acero quirúrgico con una potencia magnetizada, con las cuales presionamos numerosas fibras nerviosas sensitivas de la superficie auricular”. Al ser superficial no hay riesgo de infección y las microesferas se dejan puestas entre 4 a 7 días, para que el estímulo sea permanente en los puntos de acupuntura y como son de acero, tampoco existe la posibilidad de una reacción alérgica.